De baja laboral y sin cobrar, una experiencia - SoniaJCook

De baja laboral y sin cobrar, una experiencia


Son las 00:00 en el momento que escribo este artículo, y normalmente, salvo que seamos enfermeras, médicos, bomberos, etc q nos toque guardia, no son horas de trabajar, ¿cierto?

Pasa que hace varias semanas que no escribo mis posts hasta hace poco impecablemente regulares, y mira, ahora he encontrado un momento y también las ganas.

Estoy voluntariamente durante un tiempo (supongo que algunas semanas más aún) haciendo básicamente de cuidadora. Vamos, que he cambiado de ocupación principal. Y el tiempo que queda para el “trabajo” remunerado se ha reducido drásticamente.

Como con los recortes, ¡alguna parte lo va a notar!. En este caso ha sido una de mis herramientas básicas de promoción on line: el blog y su primo hermano el boletín.

La cosa que esto de hacer de cuidadora me está gustando. (Mi trabajo -el remunerado- me encanta también). Pero al tomar este rol de una forma que ha tenido muy poco o nada de resistencia interna, al tomarlo con la serenidad y madurez de los años y de la libre voluntad (amén de que las circunstancias lo reclamen, uno puede o no, una decide si lo hace o no lo hace, y también decide bastante la actitud con que lo hace), me he dado cuenta de lo que implica ser cuidadora.

Creo que en este momento es un rol que por el que paguemos o no (a las madres -también algunos padres, sí, ya lo sé- y resto de cuidadores en el hogar, rara veces se les paga por su trabajo de “ama de casa”) siendo de los que más dedicación requieren. Y hacerlo así, con dedicación, es un gusto.

Claro, que eso por la cantidad de tiempo que se lleva, que necesita, es poco compatible con los “trabajos externos” y entonces viene que algunas personas (haberlas hailas, y doy fé de ello) lo compatibilizan de maravilla, pero la mayoría hacemos lo que podemos.

Así que este breve post va de la explicación al silencio de las últimas semanas por un lado, de dar valor a algo que con el tiempo se le ha ido quitando -con consecuencias nefastas en las familias-, y a mostrar que en el mundo del emprendedor y del autónomo, es una gran idea saber que estas temporadas “no productivas” pueden llegar y de algún modo contar con ello.

Dejo aquí un vídeo que me gustó mucho y que corre por ahí. Igual a tí también te hace gracia!

Ah! y si quieres hacer algún comentario, ya sabes, ahí abajo tienes el lugar adecuado.

Abrazo grande!

Etiquetas: , , ,

De baja laboral y sin cobrar, una experiencia

4 Respuestas

  1. Gràcies Sònia per compartir amb nosaltres aquest moment teu i alhora aquest punt de reflexió.
    És realment de malabars per una mare compaginar familia i món laboral. Qui s’ho va inventar, això? És de bojos.
    Una abraçada gran,
    Eva

    Eva 14 julio, 2015 at 10:46 pm #
    • Ja ja, Eva, m’ha encantat el teu “¿qui s’ho va inventar això?”. Jo m’he fet la mateixa pregunta últimament. Abraçada!

      sonia 15 julio, 2015 at 6:46 am #
  2. Cuando veía a mi madre con dos trabajos -y a mi papá desempleado- llegar de fuera y ponerse a preparar la comida, acomodar, limpiar…sin duda no valorábamos el esfuerzo que suponía para ella y tampoco pensábamos que hacer las tareas del hogar fuera un “trabajo”. Una pena que a mi madre no se le hubiera ocurrido leer un poco de bibliografía feminista para cortar con la idea de que son tareas de las mujeres y los hombres no deben hacerlas. El tiempo fue sabio para todos y en sus últimos años de vida, mi madre no podía casi levantarse de la cama y en ese momento fue mi padre quien se ocupó de la casa, su trabajo y de cuidarla.
    A mí me costó no mucho tiempo darme cuenta que todo lo que he hecho como ama de casa ha permitido que mi marido trabaje y se desarrolle profesionalmente, que mi hija pudiera asistir a una escuela libre y los tres pudiéramos disfrutar de tiempo de calidad en familia.
    El sistema puede continuar reproduciéndose gracias a la tarea silenciosa de millones d mujeres que sostienen los hogares y crían a sus hij@s. Por todo esto, el capitalismo y el patriarcado tienen una deuda eterna con las mujeres que han realizado sus labores sin recibir una retribución económica a cambio.
    Cuando como sociedad valoremos esta labor de cuidadoras y amas de casa y retribuyamos esta tarea con el valor económico que se merece, entonces sin duda, caerá el sistema tal y como lo conocemos y supondrá un reconocimiento a tantas mujeres que ni siquiera se pueden permitir imaginar que merecen un salario por su labor en casa.

    Un abrazo, Sonia!

    Sonia 14 julio, 2015 at 12:44 pm #
    • Hola Sonia (tocaya!!! :), muchas gracias por tu comentario. Se puede decir más alto, pero no más claro.
      Abrazo, seguimos trabajando para dejar un mundo mejor, más consciente y más humano.

      sonia 14 julio, 2015 at 9:41 pm #

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies