Las incoherencias y sus posibles consecuencias - SoniaJCook - consultoria humanista para emprendedores

Las incoherencias y sus posibles consecuencias


¿Incoherencias?

‘Quien esté libre de ellas que tire la primera piedra’ ¿cierto?. Salvo que estés iluminada/o, claro.

(y aún así, que yo experiencia no tengo, pero me da que son estados más fugaces que duraderos, incluso creo haber leído en algún sitio que muuuy fugaces)

A lo que vamos, que justamente por ser comunes las incoherencias en nuestro cotidiano, hoy unas y mañana otras, conviene prestarles cierta atención. De hecho, según el método ElArteDeCambiarAVoluntad de Gloria Méndez, las incoherencias llegan a ¡bloquear las circunstancias!

Las incoherencias y sus posibles consecuenciasSegún este precioso sistema, bloquear las circunstancias significa que uno hace, está en acción, una acción adecuada a su objetivo. Además es una acción eficaz en el sentido que produce lo que en principio debería producir. Sin embargo, la parte de los demás, no está ocurriendo. Lo que haces tú está ok, pero los demás no contribuyen, el mundo no contribuye. A eso solemos llamarlo ‘bloqueo de las circunstancias’

Me gusta usar la metáfora de conducir para mostrar esto. Sería algo así como:

  1. mi objetivo: viajar de Girona a Santiago de Compostela
  2. acción: voy al garaje, arranco el coche, lo pongo en circulación (genial, no hay bloqueo)
  3. acción con eficacia: además tomo las carreteras dirección Santiago, no me equivoco (olé)
  4. vaya, circunstancias bloqueadas: una huelga de pastores bloquea la carretera // un fallo técnico bloquea los peajes // un temporal de nieve crear un embozo

Vuelvo al tema de las incoherencias

Últimamente, más por obligación que por investigación premeditada he tenido que entrar en profundidad en algunas de ellas. No está mal. Sirve de trabajo de campo.

¿Te parece si te pongo algunos ejemplos y vemos luego que podemos hacer con ellas?

  • Típica incoherencia en el apasionante mundo de la educación paternofilial: “decir gritando al hijo que hable con un tono normal” “tener la casa desordenada y pedir al hijo que tenga su habitación ordenada”  (esas cosas que tú y yo sabemos, porque quizá no todos hemos sido padres,  pero sí que todos hemos sido hijos, ¿cierto?)
  • Típica incoherencia en comportamientos con el dinero o el poder: “criticar el abuso de poder, pero a la vez mandar porque lo digo yo al que está debajo  -sea pariente, empleado, amigo, compañero de curso-” “criticar el mal uso del dinero público, pero pedir y usar subvenciones, becas, prestaciones, etc que no se corresponden con nuestras necesidades”
  • Típica incoherencia en el mundo de los autónomos que queremos un mundo más equilibrado: “yo no quiero hacerme millonario, con tener para comer y poco más, es suficiente” (es incoherente porque normalmente cuando queremos algo, decimos lo que sí queremos y listo. No vamos a un restaurante y le decimos al camarero: “yo no quiero toda la comida del restaurante, con mi plato de menú es suficiente” si no que le decimos “de primero crema de calabacín y de segundo la lasaña, gracias”
  • Típicas incoherencias de valores y más…mostradas con humor:


Pero también las hay más sutiles, tanto que podemos no darnos cuenta en absoluto.

Nuestro cerebro, recibe estímulos de todo tipo de fuentes, entre ellas los 5 sentidos usuales (vista, oído, olfato, gusto y tacto, -ji, me los sé-), en antroposofía se conocen 12, y eso que ni ahí están incluídos el sentido común y el sentido del humor. Pero también entre ellas, nuestras emociones, sentimientos, pensamientos. Conscientes o subconscientes.

Y resulta que cuando le damos instrucciones incoherentes, pues…claro, un lío.

¿Qué hacer delante de las incoherencias?

Esto es como los mandamientos, se resumen en dos:

  • darnos cuenta de ellas. con humildad. con neutralidad. con un ‘así soy por ahora’.  sin autoengaños o cada vez con menos autoengaños
  • mejoramos. básicamente se trata de lo que diría el sentido común: pensar – decir – hacer cada vez un poco más coherentes

Así pues:

Si vamos acumulando incoherencias, éstas podrían bloquear las circunstancias, y a su vez, este bloqueo obstruye el conseguir determinados objetivos.

Es difícil asegurar que cuando el departamento de relaciones humanas de tal empresa no ha contestado, que cuando el electricista no ha venido a la hora que habíamos quedado, que cuando el cajero no funciona o que cuando no se apuntan suficientes clientes para sacar un taller o un curso, sea por este motivo. Cierto. Es difícil demostrarlo.

Pero… dale una vuelta. A lo mejor hay alguna incoherencia, y a lo mejor, solucionándola… hay cambios interesantes. ¡Y siempre habrás ganado algo!

Y yo encantada de leerlo y leerte en los comentarios. ¿qué piensas tú al respecto?

Gracias por seguir aquí, mil gracias por leer y participar!

Etiquetas: , , ,

Las incoherencias y sus posibles consecuencias

2 Respuestas

  1. El video me hizo llorar… Que buen ejemplo, y que buen articulo para reflexionar.. Y actuar ya!
    Un poco mas de alegria y de sentido en nuestras vidas — ya!
    Gracias Sonia!!

    Alix 6 octubre, 2017 at 11:53 am #
    • Gracias Alix!
      Sí, reflexionar lo justo para iniciar una acción, y luego otra…etc
      ¿Queremos un mundo mas completo, mas humano? ¡Vamos pues!
      :)

      Sonia 8 octubre, 2017 at 8:48 am #

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies