Filiberto Chamorro - SoniaJCook - consultoria humanista para emprendedores

Filiberto Chamorro


Lo que más valoro ha sido la cercanía emocional, el entusiasmo, la profesionalidad, la humanidad, la comprensión, la eficacia de las herramientas y de la información. Y ahora…

Había una vez un sastre muy pobre y muy ahorrador. Se acercaba el invierno y no tenía abrigo. Trabajaba de día y de noche, hiciese frío o calor. Así consiguió ahorrar lo suficiente para comprar una buena tela calentita para hacerse un abrigo. Cuando lo terminó, se lo probó… Le gustaba tanto, le quedaba tan bien,… que se lo ponía de día y de noche, hiciese frío o calor.

¡Tanto, tanto se lo puso que el abrigo se le rompió!. Pero era tan pobre y tan ahorrador que cogió unas tijeras y… ¡Ras, ras, ras!, cortó lo que tenía raído, desgastado, descosido… y con lo que le quedó de tela buena, se hizo una chaqueta. Le gustaba tanto, le quedaba tan bien,… que se la ponía de día y de noche, hiciese frío o calor. ¡Tanto, tanto se la puso que la chaqueta se le rompió!. Pero era tan pobre y tan ahorrador que cogió unas tijeras y… ¡Ras, ras, ras!, cortó lo que tenía raído, desgastado, descosido… y con lo que le quedó de tela buena, se hizo un chalequillo. Le gustaba tanto, le quedaba tan bien,… que se lo ponía de día y de noche, hiciese frío o calor. ¡Tanto, tanto se lo puso que el chalequillo se le rompió!. Pero era tan pobre y tan ahorrador que cogió unas tijeras y… ¡Ras, ras, ras!, cortó lo que tenía raído, desgastado, descosido… y con lo que le quedó de tela buena, se hizo una gorra. Le gustaba tanto, le quedaba tan bien,… que se la ponía de día y de noche, hiciese frío o calor. ¡Tanto, tanto se la puso que la gorra se le rompió!. Pero era tan pobre y tan ahorrador que cogió unas tijeras y… ¡Ras, ras, ras!, cortó lo que tenía raído, desgastado, descosido… y con lo que le quedó de tela buena, se forró un botón. Le gustaba tanto, le quedaba tan bien,… que se lo ponía de día y de noche, hiciese frío o calor. ¡Tanto, tanto se lo puso que el botón se le rompió!, y le quedó esta historia que os he contado yo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies