¿Tienes también este dilema? - SoniaJCook

¿Tienes también este dilema?


En el a veces tortuoso camino de crear una empresa (aunque sea un autoempleo), muchas personas pasan por algún periodo de tiempo en que aparece este dilema:

¿Continúo o lo dejo?

Y si aparece es porque se dan algunas circunstancias que apuntan a dejarlo con cierta fuerza como podrían ser por ejemplo:

– pocos  clientes, usuarios o similar, y pocas nuevas ideas de cómo hacer que lleguen

– suficientes clientes para dar contenido al trabajo, pero con problemas para tener la liquidez que necesitas,

– muuuucho trabajo, es decir, trabajas ni se sabe las horas y estás cansada o cansado, pero hay que seguir inventando, creando, dando la vuelta a cosas que no quieres tocar (que si la web, que si las fuentes de ingresos, que si la creación de un nuevo servicio, …),

– tienes que adaptarte a los usos y costumbres actuales en el mundo económico y de promoción, y te cuesta. No te gustan las redes sociales o no sabes o las dos cosas, o sí, estás pero no creces y te lleva mucho tiempo, o tienes que aprender a usar con efectividad mil programas de todo tipo que no entiendes pero te dicen que hace falta.

– agotamiento, falta de alegría, desmotivación o similares en un trabajo, que sí, que sobre papel es el que te gusta, el que puedes hacer bien, pero te encuentras pensando si querrías hacer otra cosa diferente,

– y más, claro, hay muchas más como problemas con socios o posibles socios, etc.

Cuando alguien cree que está en este dilema: ¿continúo o lo dejo?, es porque una o varias de las frases anteriores son ciertas. Y en este caso quien está quedando afectado, como mínimo, es digamos el cuerpo emocional (el alma) del emprendedor, emprendedora o grupo de iniciativa.

Ojalá se pudieran comprar varitas mágicas o manuales de instrucciones para estos casos. Pero no, los seres humanos, y la natura toda, viene sin manual físico de instrucciones. Hay que encontrarlo a través del pensamiento, la ciencia, la investigación, el sentimiento y la experiencia. Y todo eso además, sabiendo que es incompleto.

Así que, ¿qué podría hacer para transitar por un dilema como éste?

Me baso para la siguiente propuesta en una dBALANZAe las claves de la Teoria U, de Otto Sharmer y es hacer un análisis de la situación con el siguiente orden:

  • PENSAR.

Aquí depende del caso, no se trata de que te estrujes una y otra vez la cabeza buscando soluciones o alternativas. No.

De lo que se trata es de encontrar tantos datos objetivos relevantes sobre tu caso como puedas. Como tú eres quien mejor conoce tu negocio, haz una selección de cuáles son los datos importantes, y si acaso, contrástalo con alguien de confianza.

Sólo Datos. Sólo realidad (lo que normalmente entendemos por realidad, quiero decir). Cuanto tiempo llevo…?, cuantas veces he hecho…?, cuantas personas han…?, cuanto he facturado?, cuando empezó…?, qué productos han funcionado?, qué es funcionar bien?, etc

  • SENTIR

Sólo después de una buena recopilación de datos, y especialmente si tienes que mirar el dilema en grupo, giramos la mirada al cuerpo emocional, no antes.

Los datos son como la imagen de la fotografía, los colores, los bordes, el luz, la nitidez, … . Ahora vamos a ver si nos gusta o no, si la queremos seguir teniendo para poder mirarla más o no.

Y ahí hay que ser sinceros de nuevo. Cuando focalices ahí tu mirada, estáte bien despierta o despierto a las emociones que salgan. Probablemente habrán más de una. Fíjate también en tus sensaciones corporales. Las emociones son consecuencia de sensaciones que no estamos acostumbrados a percibir. Fíjate bien en todo.

Y luego haz un resumen de lo que es signifcativo. Puedes escribirlo o no, pero quizá es buena idea.

Una vez que veo todos los datos importantes sobre la mesa

  • HACER

Es el momento de actuar. Ahora sí.

Después de pasar por el corazón, que ha sido fruto de pasar por tu cerebro, se pone en marcha la Voluntad.

La consecuencia de la voluntad es la acción o la no acción. Ahora es cuando tomas  una primera gran decisión: Sí sigo, o No, voy a cerrar.  Y en función de esa primera, van las siguientes: ¿qué es lo fundamental ahora para que pueda seguir (o cerrar)?, tendrás dos, tres o cuatro grandes estrategias. Y de nuevo, y hacia abajo dilucidando cada una de ellas en cosas más y más pequeñas hasta llegar a por ejemplo: “tomo el teléfono y llamo a Pepita para que me diga el contacto tal que me puede ayudar en equis”.

Es tu turno, ahora.

Me gustará leer tu opinión o sugerencias al respecto. Escríbelas más abajo, en los comentarios.


Finalmente: Si te gustó compártelo en las redes sociales, y como a mí me haces un favor, te doy las  ¡ gracias!.

Además, para estar al día de nuevos posts, descargas gratis, actividades libres: suscríbete ahora al boletín de noticias y bájate gratis un montón de cosas prácticas.

PD.: Ah! y tienes un descuento del 10% en material de oficina aquí si pones FACE2014.

Hasta pronto!

Sonia.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Todavía no hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies