tipos de bloqueos que podemos encontrarnos, bloqueo de la acción

Tipos de bloqueos que podemos encontrarnos, bloqueo de la acción


¿Estás ahora en un momento que te cuesta actuar? ¿crees que puedes tener un bloqueo de la acción?

En  ‘tu empresa en 10 pasos (en ll)’ perfilaba una ruta para ir dando forma, paso a paso a un proyecto cuyo objetivo es que sea un autoempleo o una entidad sostenible.

Empiezas a recorrer ese camino que cuando finalice te hará estar trabajando, como dice Joan Antoni Melé, donde “haces algo con tu trabajo, te desarrollas como persona y aportas algo al mundo”, y explicitamente podríamos añadir, “y donde además obtienes dinero que necesitas para la vida.”

En este artículo voy a ampliar un poco más el paso 3 de como crear tu empresa, del citado artículo que tiene que ver con el bloqueo de la acción y preguntaba:

¿Te has puesto en marcha con alguno de los puntos?

¿Qué puedo hacer ante un bloqueo de la acción identificado que atravieso en este momento?

paso a paso, bloqueo de la acción, paso 3 de como crear tu empresa

paso a paso

Recordamos que habían tres tipos de obstáculos que pueden provocar que se generen en ti 3 tipos de bloqueos.

Son: los de la acción, los de la eficacia y los de las circunstancias

Hoy vamos a dar un paso más en la identificación de lo que hay tras un posible ‘no entrar en acción‘, de una inmovilidad en el actuar, o de una acción demasiado costosa en energía, en tiempo, en esfuerzo, en sacrificio, en definitiva tras un bloqueo de la acción.

¿Qué podrías hacer cuando detectes que en algún aspecto estás frenada o frenado? Por ahora, poner conciencia. Eso quiere decir que:

  1. me doy cuenta que repito un patrón
  2. en lugar de decirme a mí misma “es que yo soy así” (incluso, no nos engañemos, nos lo decimos con cierto orgullo) me podría decir: “mmm, vaya, esto hace tiempo que lo repito y no parece que me esté llevando a conseguir mis objetivos, al menos no de un modo más o menos ligero”
  3. pensar qué podrías hacer distinto, hacerlo y ver los efectos,
  4. encontrar ayuda o estrategias de alguien que le pasaba algo similar y encontró el modo de actuar, de hacer alguna acción en dirección a conseguir lo que quería, de moverse.
  5. descargar la hoja de ejercicios que recibirás en el boletín de esta escuela y hacer sus propuestas
  6. participar en los programas formativos afines que encuentres por ahí o en esta misma escuela

Vamos, aplicando el método de El Arte de Cambiar a Voluntad, a ver 6 posibles situaciones del bloqueo de la acción con por ejemplo ” quiero hacer un taller o curso presencial o seminario” y mira si alguna de ellas te refleja:

  • Ejemplo bloqueo de la acción 1: “Es que no encuentro ningún sitio donde pueda ofrecer este taller, … o son muy grandes, o me piden mucho dinero, o no tienen encanto, o son muy fríos, o están sucios, brrr” .

En este caso pareciera que tienes un hábito mental por el que necesitas que cuando lo hagas sea bonito, haya belleza (nadie juzga qué es bello para tí, pero tú sí lo haces). Y quieres salir de ese inmovilismo por lo que te conviene ver justamente lo hermoso en lo que ya existe. Hay muchas maneras y quizá ya tienes algún truco, úsalo. Y si no lo tienes, te animo a que te descargues la hoja de ejercicios para profundizar.

  • Ejemplo bloqueo de la acción 2: “Huy, sí, lo voy a hacer, pasa que primero tengo que encontrar un buen guión de la charla, porque claro, esto es fundamental y he de leerme bien como se hace y hacer un buen esquema”.

En este caso pareciera que tienes un hábito mental por el que necesitas que cuando lo hagas esté muy bien hecho, mucho, casi perfecto o directamente perfecto. Para asegurarte de ello sueles mirar lo que está mal o no está suficientemente bien. Pero quieres salir de ahí, aprender de lo que no haya sido o aún no sea perfecto y mirar mucho más lo que ya está bien. Hay muchas maneras y quizá ya tienes algún truco, úsalo. Y si no lo tienes, te animo a que te descargues la hoja de ejercicios para profundizar.

  • Ejemplo bloqueo de la acción 3: “Sí, la verdad es que ya toca, pero no sé si hacer este taller en mi pueblo que es pequeño o en la ciudad que habrá más gente ”.

En este caso pareciera que tienes un hábito mental por el que crees que una opción será la buena y el resto equivocaciones. Y quieres salir de ese inmovilismo que te genera la duda, por lo que te conviene saber que todas las opciones son algo buenas y algo malas a la vez, y que no hay un acertar o fallar totalmente. Hay muchas maneras de salir de ahí y quizá ya tienes algún truco, úsalo. Si no lo tienes, te animo a que te descargues la hoja de ejercicios para profundizar.

  • Ejemplo bloqueo de la acción 4: “No… si ya lo voy a hacer, pasa que la verdad, los dos últimos que convoqué tuvieron poca acogida, y no sé, es que me parece que voy a perder otra vez el tiempo”.

En este caso pareciera que tienes un hábito mental que te quiere evitar decepciones, estar preparado por si las cosas salen mal. Pero quieres salir de ese inmovilismo que te genera la posible decepción, por lo que te conviene aprender de todo lo que fué bien y mal en el pasado y esta vez actuar con esa sabiduría encima. Hay muchas maneras de hacer ese análisis y quizá ya tienes algún truco, úsalo. Si no lo tienes, te animo a que te descargues la hoja de ejercicios para profundizar.

  • Ejemplo bloqueo de la acción 5: “Lo quiero hacer pero es que podría pasarme cualquier cosa, incluso la mente en blanco, o no saber responder, o que me salga todo fatal, o que la gente se vaya y perder la credibilidad que he conseguido con tanto esfuerzo”

En este caso pareciera que tienes un hábito mental que te quiere evitar que pierdas algo, posibles clientes, credibilidad, dinero, tiempo, esfuerzo, amigos, mentores, promotores, alianzas. Pero quieres salir de ese inmovilismo que te genera la posible pérdida, por lo que te conviene además de ver lo malo que crees que puede pasar, ver también, ver además, lo bueno que también crees que puede pasar. Hay muchas maneras de hacer ese análisis y quizá ya tienes algún truco, úsalo. Si no lo tienes, te animo a que te descargues la hoja de ejercicios para profundizar.

  • Ejemplo bloqueo de la acción 6: “Claro que sé que tengo que hacer esa conferencia, pero es que, ¿si me atasco?, ¿si digo cosas que no interesan?, ¿si hago el ridículo?”

En este caso pareciera que tienes un hábito mental que proteger tu autoimagen. Pero quieres salir de ese inmovilismo por lo que te conviene dejar de mirarte tanto a tí y poner más el foco en los otros, que dicho sea de paso, vienen a tu taller porque saben menos que tú, y tú lo convocas porque sabes de lo que hablas y por tanto sabes que tienes algo bueno a ofrecer. Hay muchas maneras de cambiar el foco de tí a ellos, y quizá ya tienes algún truco, úsalo. Si no lo tienes, te animo a que te descargues la hoja de ejercicios para profundizar.

Y por ahora, creo que hay suficiente. ¿Quieres claridad? ¿Quieres salir de la confusión? ¿Quieres anular el bloqueo de la acción? Adelante, actúa, ponte en marcha, deja la inacción.

Y usa los comentarios para exponer tu caso. Los leemos y respondemos todos, o mejor aún, servirán para inspirar alguna de las sesiones en directo on line y abiertas de la academia consultoriahumanista.com

¡Ah! y si crees que podría ser útil para otras personas, comparte. Eso es participar en el bien común.
Todavía no hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies